RSS

/Spanish/ SANTO – DIOS QUIERE SU NOMBRE A SANTIFICALOS

27 May
Tetragrammaton (God's name, see Jehovah) at th...

Image via Wikipedia

BIBLIA

Levítico 1 – 7
El holocausto
1 Jehovah llamó a Moisés y habló con
él desde el tabernáculo de reunión, diciendo: 2 “Habla a los hijos de Israel

y diles que cuando alguno de vosotros presente una ofrenda a Jehovah, ésta será del ganado vacuno u ovino. 3 Si su ofrenda es holocausto del ganado vacuno, ofrecerá un macho sin defecto. Lo ofrecerá voluntariamente delante de Jehovah a la entrada
del tabernáculo de reunión. 4 Pondrá su mano sobre la cabeza de la víctima, la cual será aceptada para hacer expiación por él. 5 Entonces degollará el novillo en presencia
de Jehovah, y los sacerdotes hijos de Aarón ofrecerán la sangre rociándola por encima
y alrededor del altar que está a la entrada del tabernáculo de reunión. 6 Después desollará la víctima del holocausto y la cortará en pedazos. 7 Luego los hijos del sacerdote Aarón pondrán fuego sobre el altar y acomodarán la leña sobre el fuego. 8 Después los sacerdotes hijos de Aarón acomodarán los pedazos, la cabeza y el sebo encima de la leña que está
en el fuego sobre el altar. 9 Y el sacerdote lavará con agua las vísceras y las piernas,
y las hará arder todas sobre el altar. Es un holocausto, una ofrenda quemada de grato olor
a Jehovah. 10 “Si su ofrenda para el holocausto es del rebaño, ya sea de las ovejas
o de las cabras, ofrecerá un macho sin defecto. 11 Lo degollará delante de Jehovah, al lado norte del altar; y los sacerdotes hijos de Aarón rociarán su sangre por encima y alrededor del altar. 12 El sacerdote lo cortará en pedazos y los acomodará, junto con la cabeza
y el sebo, encima de la leña que está en el fuego sobre el altar. 13 El sacerdote lavará con agua las vísceras y las piernas; las ofrecerá todas y las hará arder sobre el altar.
Es un holocausto, una ofrenda quemada de grato olor a Jehovah. 14 “Pero si su ofrenda para Jehovah es un holocausto de aves, presentará su ofrenda de tórtolas o de pichones
de paloma. 15 El sacerdote la llevará al altar, le arrancará la cabeza, la hará arder sobre
el altar y exprimirá su sangre sobre un lado del altar. 16 Le quitará el buche y las plumas,
y los echará en el lugar de las cenizas que está al lado este del altar. 17 El sacerdote
la partirá por las alas, pero sin dividirla en dos, y la hará arder encima de la leña que está en el fuego sobre el altar. Es un holocausto, una ofrenda quemada de grato olor a Jehovah.

La ofrenda vegetal
2 “Cuando alguien presente como ofrenda a Jehovah una ofrenda vegetal, ésta será
de harina fina, sobre la cual derramará aceite y pondrá incienso. 2 La traerá
a los sacerdotes hijos de Aarón. El sacerdote tomará un puñado de la harina fina
de la ofrenda y parte del aceite, con todo su incienso, y hará arder sobre el altar la porción memorial de ella. Es una ofrenda quemada de grato olor a Jehovah. 3 Lo que sobre
de la ofrenda será para Aarón y para sus hijos. Es lo más sagrado de las ofrendas quemadas a Jehovah. 4 “Cuando presentes una ofrenda vegetal cocida al horno, ésta será de tortas
de harina fina sin levadura, amasadas con aceite, y galletas sin levadura untadas con aceite. 5 Si presentas una ofrenda cocida en sartén, será de harina fina sin levadura y amasada
con aceite, 6 la cual partirás en pedazos, y derramarás aceite sobre ella. Es una ofrenda vegetal. 7 “Si presentas la ofrenda cocida en cacerola, será de harina fina con aceite.
8 Traerás a Jehovah la ofrenda hecha de estas cosas y la presentarás al sacerdote, el cual
la llevará al altar. 9 El sacerdote tomará de la ofrenda la porción memorial de ella y la hará arder sobre el altar. Es una ofrenda quemada de grato olor a Jehovah. 10 Lo que sobre
de la ofrenda será para Aarón y para sus hijos. Es lo más sagrado de las ofrendas quemadas a Jehovah. 11 “Ninguna ofrenda vegetal que presentéis a Jehovah tendrá levadura, pues no presentarás ofrenda quemada a Jehovah de cosa que contenga levadura o miel. 12 Estas cosas las podréis presentar a Jehovah como ofrenda de los primeros frutos, pero no serán puestas sobre el altar como ofrenda de grato olor. 13 “Toda ofrenda vegetal tuya
la sazonarás con sal. Jamás permitirás que la sal del pacto de tu Dios falte de tu ofrenda. Ofrecerás sal con todas tus ofrendas. 14 “Si presentas a Jehovah una ofrenda vegetal
de las primicias, será de espigas tostadas al fuego. Presentarás el grano fresco desmenuzado como ofrenda de tus primicias, 15 poniendo sobre ella aceite e incienso. Es una ofrenda vegetal. 16 El sacerdote hará arder la porción memorial del grano desmenuzado y del aceite, con todo el incienso. Es una ofrenda quemada a Jehovah.

El sacrificio de paz
3 “Si su ofrenda es un sacrificio de paz, y si la ofrece del ganado vacuno, macho o hembra, sin defecto la ofrecerá delante de Jehovah; 2 pondrá su mano sobre la cabeza de la víctima, y la degollará a la entrada del tabernáculo de reunión. Luego los sacerdotes hijos de Aarón rociarán la sangre por encima y alrededor del altar. 3 Después ofrecerá de la víctima
del sacrificio de paz, como ofrenda quemada a Jehovah, el sebo que cubre las vísceras
y todo el sebo que está sobre las vísceras, 4 los dos riñones con el sebo que está sobre ellos, junto a los costados; y con los riñones extraerá el sebo que cubre el hígado. 5 Los hijos
de Aarón los harán arder en el altar, sobre el holocausto que está encima de la leña,
en el fuego. Es una ofrenda quemada de grato olor a Jehovah. 6 “Si su ofrenda como sacrificio de paz a Jehovah es del rebaño, sea macho o hembra, sin defecto lo ofrecerá.
7 Si trae un cordero como su ofrenda, lo presentará delante de Jehovah, 8 pondrá su mano sobre la cabeza de la víctima y la degollará delante del tabernáculo de reunión. Luego
los hijos de Aarón rociarán la sangre por encima y alrededor del altar. 9 Del sacrificio de paz presentará, como ofrenda quemada a Jehovah, el sebo y toda la rabadilla extraída desde
la raíz del espinazo, el sebo que cubre las vísceras y todo el sebo que está sobre las vísceras, 10 los dos riñones con el sebo que está sobre ellos, junto a los costados; y con los riñones extraerá el sebo que cubre el hígado. 11 El sacerdote los hará arder sobre el altar como alimento. Es una ofrenda quemada a Jehovah. 12 “Si su ofrenda es una cabra, la presentará delante de Jehovah, 13 pondrá su mano sobre la cabeza de la víctima y la degollará delante del tabernáculo de reunión. Luego los hijos de Aarón rociarán la sangre por encima
y alrededor del altar. 14 Después ofrecerá de ella, como su ofrenda quemada a Jehovah,
el sebo que cubre las vísceras y todo el sebo que está sobre las vísceras, 15 los dos riñones con el sebo que está sobre ellos, junto a los costados; y con los riñones extraerá el sebo que cubre el hígado. 16 El sacerdote los hará arder sobre el altar como alimento. Es una ofrenda quemada de grato olor a Jehovah. Todo el sebo es para Jehovah. 17 “Este será un estatuto perpetuo a través de vuestras generaciones. En cualquier lugar que habitéis, no comeréis nada de sebo ni nada de sangre.”

El sacrificio por el pecado
4 Jehovah habló a Moisés diciendo: 2 “Habla a los hijos de Israel y diles que cuando alguna persona peque por inadvertencia contra alguno de los mandamientos de Jehovah respecto a cosas que no se deben hacer, y hace alguna de ellas; 3 si el que peca es el sacerdote ungido, lo cual resulta en culpabilidad para el pueblo, él ofrecerá a Jehovah un novillo sin defecto, como sacrificio por el pecado, por su pecado cometido. 4 Traerá el novillo
a la entrada del tabernáculo de reunión delante de Jehovah, pondrá su mano sobre
la cabeza del novillo y lo degollará delante de Jehovah. 5 Después el sacerdote ungido tomará parte de la sangre del novillo y la llevará al tabernáculo de reunión. 6 Y mojando
su dedo en la sangre, rociará siete veces delante de Jehovah, hacia el velo del santuario.
7 Luego el sacerdote pondrá parte de la sangre sobre los cuernos del altar del incienso aromático, que está delante de Jehovah en el tabernáculo de reunión, y derramará el resto de la sangre del novillo al pie del altar del holocausto que está a la entrada del tabernáculo de reunión. 8 Tomará del novillo del sacrificio por el pecado todo el sebo, el sebo que cubre las vísceras y todo el sebo que está sobre las vísceras, 9 los dos riñones con el sebo que está sobre ellos, junto a los costados; y con los riñones extraerá el sebo que cubre el hígado,
10 de la manera que se los quita del novillo del sacrificio de paz. Luego el sacerdote los hará arder sobre el altar del holocausto. 11 Pero la piel del novillo y toda su carne, con su cabeza, sus piernas, sus vísceras y su estiércol 12 -el novillo entero- los sacará fuera
del campamento a un lugar purificado, donde se echan las cenizas, y los quemará
en el fuego sobre la leña. Será quemado en el lugar donde se echan las cenizas. 13 “Si toda la asamblea de Israel peca por inadvertencia, siendo el asunto ignorado por la congregación, y transgrede alguno de los mandamientos de Jehovah respecto a cosas que no se deben hacer, son culpables. 14 Luego que tengan conocimiento del pecado que cometieron,
la congregación ofrecerá un novillo como sacrificio por el pecado y lo traerán delante
del tabernáculo de reunión. 15 Los ancianos de la congregación pondrán sus manos sobre
la cabeza del novillo delante de Jehovah, y degollarán el novillo delante de Jehovah.
16 El sacerdote ungido llevará al tabernáculo de reunión parte de la sangre del novillo;
17 y mojando su dedo en la sangre, el sacerdote rociará siete veces delante de Jehovah, hacia el velo. 18 También pondrá parte de la sangre sobre los cuernos del altar que está delante de Jehovah en el tabernáculo de reunión. Derramará el resto de la sangre al pie
del altar del holocausto, que está a la entrada del tabernáculo de reunión. 19 Después
le quitará todo el sebo y lo hará arder sobre el altar. 20 Hará con este novillo como hizo
con el novillo del sacrificio por el pecado; lo mismo hará con él. Así el sacerdote hará expiación por ellos, y serán perdonados. 21 Después sacará el novillo fuera del campamento
y lo quemará, como quemó el primer novillo. Este es el sacrificio por el pecado
de la congregación. 22 “Si un dirigente peca y transgrede por inadvertencia alguno
de los mandamientos de Jehovah su Dios respecto a cosas que no se deben hacer, es culpable. 23 Luego que se le haga conocer el pecado que cometió, presentará como su ofrenda un macho cabrío sin defecto. 24 Pondrá su mano sobre la cabeza del macho cabrío, y lo degollará en el lugar donde se degüella el holocausto, delante de Jehovah. Este es
el sacrificio por el pecado. 25 El sacerdote tomará con su dedo parte de la sangre
de la víctima por el pecado, la pondrá sobre los cuernos del altar del holocausto
y derramará el resto de la sangre al pie del altar del holocausto. 26 Quemará todo el sebo sobre el altar, como se hace con el sebo del sacrificio de paz. Así el sacerdote hará expiación por él, por su pecado, y será perdonado. 27 “Si alguno del pueblo de la tierra peca por inadvertencia, transgrediendo alguno de los mandamientos de Jehovah respecto a cosas que no se deben hacer, es culpable. 28 Luego que se le haga conocer el pecado que cometió, presentará como su sacrificio por su pecado cometido una cabra, una hembra sin defecto. 29 Pondrá su mano sobre la cabeza de la víctima por el pecado y la degollará en el lugar
del holocausto. 30 El sacerdote tomará con su dedo parte de la sangre, la pondrá sobre
los cuernos del altar del holocausto y derramará el resto de la sangre al pie del altar.
31 Después le extraerá todo el sebo, como extrajo el sebo del sacrificio de paz,
y el sacerdote lo hará arder sobre el altar como grato olor a Jehovah. Así el sacerdote hará expiación por él, y será perdonado. 32 Si trae una oveja como su sacrificio por el pecado, traerá una hembra sin defecto. 33 Pondrá su mano sobre la cabeza de la víctima por
el pecado y la degollará como sacrificio por el pecado en el lugar donde se degüella
el holocausto. 34 Después el sacerdote tomará con su dedo parte de la sangre de la víctima por el pecado, la pondrá sobre los cuernos del altar del holocausto y derramará el resto
de la sangre al pie del altar. 35 Le extraerá todo el sebo, como extrajo el sebo del cordero del sacrificio de paz, y el sacerdote lo hará arder encima del altar sobre las ofrendas quemadas para Jehovah. Así el sacerdote hará expiación por él, por su pecado cometido,
y será perdonado.

El sacrificio por la culpa
5 “Cuando una persona peque porque, habiendo oído la advertencia del juramento y siendo ella testigo que lo vio o lo supo, no lo denuncie, será considerada culpable. 2 De la misma manera, el que haya tocado cualquier cosa inmunda, sea el cadáver de un animal inmundo no doméstico, o el cadáver de un animal doméstico inmundo, o el cadáver de un reptil inmundo, aunque no se haya dado cuenta de ello, será impuro y culpable. 3 Si alguien, sin darse cuenta, toca alguna impureza humana, sea cual sea la impureza con que
se contamine, aunque no se haya dado cuenta de ello, cuando llegue a saberlo, será culpable. 4 También la persona que descuidadamente jura hacer algo, sea malo o bueno, respecto a cualquier asunto por el cual se jura, como se acostumbra a jurar sin pensar, cuando llegue a saberlo, será culpable por cada una de estas cosas. 5 “Y sucederá que cuando alguien peque respecto a cualquiera de estas cosas, confesará aquello en que pecó,
6 y traerá a Jehovah como su sacrificio por la culpa, por su pecado cometido, una hembra del rebaño, sea oveja o cabra, como sacrificio por el pecado. El sacerdote le hará expiación por su pecado. 7 “Si no tiene lo suficiente para una oveja, traerá a Jehovah como sacrificio por la culpa, por aquello en que pecó, dos tórtolas o dos pichones de paloma, el uno para sacrificio por el pecado y el otro para holocausto. 8 Los traerá al sacerdote, quien ofrecerá primero el que es para el sacrificio por el pecado. Le arrancará la cabeza por el cuello, pero sin separarla totalmente. 9 Rociará parte de la sangre del sacrificio por el pecado sobre
la pared del altar y lo que sobre de la sangre lo exprimirá al pie del altar. Este es
el sacrificio por el pecado. 10 Luego ofrecerá el segundo en holocausto, de acuerdo con
lo establecido. Así el sacerdote hará expiación por él, por su pecado cometido, y le será perdonado. 11 “Si no tiene lo suficiente para dos tórtolas o dos pichones de paloma, por aquello en que pecó, traerá como su ofrenda la décima parte de un efa de harina fina como ofrenda por el pecado. No pondrá sobre ella aceite ni incienso, porque es una ofrenda por
el pecado. 12 La traerá al sacerdote, y éste tomará de ella un puñado como porción memorial, y lo hará arder en el altar sobre las ofrendas quemadas a Jehovah. Este es
el sacrificio por el pecado. 13 Así el sacerdote hará expiación por él, por su pecado cometido respecto a cualquiera de estas cosas, y le será perdonado. Lo que sobre será para
el sacerdote, como en el caso de la ofrenda vegetal.” 14 Además, Jehovah habló a Moisés diciendo: 15 “Si alguien comete una falta y peca por inadvertencia con respecto a las cosas sagradas de Jehovah, traerá a Jehovah por su culpa, como sacrificio por la culpa,
un carnero del rebaño, sin defecto, evaluado por ti en siclos de plata, según el siclo
del santuario. 16 El restituirá aquello que haya defraudado de las cosas sagradas, añadirá
a ello la quinta parte y lo dará al sacerdote. El sacerdote hará expiación por él con
el carnero del sacrificio por la culpa, y le será perdonado. 17 “Si alguien peca transgrediendo alguno de los mandamientos de Jehovah respecto a cosas que no deben hacerse,
aun cuando no llegue a saberlo, será culpable y cargará con su culpa. 18 El traerá
al sacerdote como sacrificio por la culpa un carnero del rebaño, sin defecto, evaluado según tú lo estimes. El sacerdote hará expiación por él, por su pecado cometido por inadvertencia, y le será perdonado. 19 Este es el sacrificio por la culpa, pues ciertamente es culpable ante Jehovah.”

6 1 Jehovah habló a Moisés diciendo: 2 “Cuando una persona peque y actúe con infidelidad contra Jehovah, negando a su prójimo lo que éste le había encomendado o dejado en su poder, o si roba y extorsiona a su prójimo, 3 o si hallando algo que se había perdido lo niega, o jura con engaño respecto a cualquier cosa en que la gente suele pecar, 4 sucederá que habiendo pecado y siendo culpable, deberá restituir aquello que robó o extorsionó,
o el depósito que se le encomendó, o la cosa perdida que halló, 5 o todo aquello sobre lo que haya jurado falsamente. Lo restituirá por entero y añadirá a ello la quinta parte. Todo esto lo pagará a quien se lo deba, el día en que presente su sacrificio por la culpa. 6 Además, traerá al sacerdote para Jehovah su sacrificio por la culpa, un carnero del rebaño, sin defecto, conforme a tu estimación, como sacrificio por la culpa. 7 El sacerdote hará expiación delante de Jehovah por esa persona, y será perdonada de cualquiera de las cosas que hizo, por las que se ha hecho culpable.” El holocausto
8 Jehovah habló a Moisés diciendo: 9 “Manda a Aarón y a sus hijos diciéndoles que éstas son las instrucciones para
el holocausto: El holocausto se quemará sobre el altar toda la noche, hasta la mañana;
y el fuego del altar arderá en él. 10 El sacerdote se pondrá su vestimenta de lino y vestirá pantalones de lino sobre su cuerpo. Cuando el fuego haya consumido el holocausto,
él apartará las cenizas de encima del altar y las pondrá a un lado del altar. 11 Después
se quitará sus vestiduras y se pondrá otras vestiduras para llevar las cenizas fuera
del campamento, a un lugar purificado. 12 El fuego encendido sobre el altar no será apagado. El sacerdote hará arder leña en él cada mañana. Acomodará sobre el altar
el holocausto y quemará sobre él el sebo de los sacrificios de paz. 13 El fuego ha de arder permanentemente en el altar; no se apagará. La ofrenda vegetal
14 “Estas son
las instrucciones para la ofrenda vegetal: Los hijos de Aarón han de ofrecerla frente al altar, delante de Jehovah. 15 El sacerdote tomará un puñado de la harina fina de la ofrenda,
y parte del aceite con todo el incienso que está sobre la ofrenda; y los hará arder sobre
el altar como grato olor, como una porción memorial para Jehovah. 16 Lo que sobre
de ella lo comerán Aarón y sus hijos. Sin levadura será comida en un lugar santo; en el atrio del tabernáculo de reunión lo comerán. 17 No será cocida con levadura. Yo la he dado como porción para ellos de mis ofrendas quemadas. Es cosa muy sagrada, como el sacrificio por
el pecado y el sacrificio por la culpa. 18 Todos los varones de los hijos de Aarón podrán comer de ella. Esta es una provisión perpetua a través de vuestras generaciones, respecto
a las ofrendas quemadas a Jehovah. Todo lo que las toque será santificado.” 19 Jehovah habló a Moisés diciendo: 20 “Esta es la ofrenda que Aarón y sus hijos presentarán
a Jehovah el día en que sean ungidos: la décima parte de un efa de harina fina como ofrenda vegetal perpetua, la mitad al amanecer y la mitad al anochecer. 21 Será preparada con aceite en la sartén, y la traerás mezclada. Partirás la ofrenda en pedazos y la ofrecerás como grato olor a Jehovah. 22 La ofrecerá el sacerdote que de entre sus hijos sea ungido
en su lugar. Esto es un estatuto perpetuo de Jehovah. Será quemada por completo.
23 Toda la ofrenda vegetal del sacerdote será quemada por completo; no se comerá.”
El sacrificio por el pecado
24 Jehovah habló a Moisés diciendo: 25 “Habla a Aarón y a sus hijos y diles que éstas son las instrucciones para el sacrificio por el pecado: En el lugar donde se degüella el holocausto será degollada la víctima por el pecado, delante de Jehovah. Es cosa muy sagrada. 26 El sacerdote que la ofrezca como sacrificio por el pecado
la comerá. Será comida en un lugar santo, en el atrio del tabernáculo de reunión. 27 Todo
lo que toque su carne será santificado. Si su sangre salpica en el vestido, lavarás en un lugar santo aquello sobre lo cual haya salpicado. 28 “El utensilio de barro en que sea cocida será roto. Si es cocida en utensilio de metal, éste será frotado y lavado con agua. 29 Todo varón de entre los sacerdotes la podrá comer. Es cosa muy sagrada. 30 Pero no se comerá
de ninguna víctima por el pecado, cuya sangre se haya introducido en el tabernáculo
de reunión para hacer expiación en el santuario; será quemada al fuego.

El sacrificio por la culpa
7 “Estas son las instrucciones para el sacrificio por la culpa. Es cosa muy sagrada.
2 En el lugar donde degüellan el holocausto, degollarán la víctima por la culpa, y él rociará su sangre por encima y alrededor del altar. 3 Luego ofrecerá de ella todo el sebo,
la rabadilla, el sebo que cubre las vísceras, 4 los dos riñones con el sebo que está sobre
ellos junto a los costados; y con los riñones extraerá el sebo que cubre el hígado.
5 El sacerdote los hará arder sobre el altar como ofrenda quemada a Jehovah. Este
es el sacrificio por la culpa. 6 Todo varón de entre los sacerdotes la podrá comer; será comida en un lugar santo. Es cosa muy sagrada. 7 Como el sacrificio por el pecado, así
es el sacrificio por la culpa; las mismas instrucciones habrá para ambos. Será para
el sacerdote que con ellos haga expiación. 8 “Si un sacerdote ofrece en holocausto la ofrenda de alguno, la piel del animal ofrecido será para el sacerdote. 9 Asimismo, toda ofrenda vegetal que se cueza en horno y toda la que sea preparada en sartén o en cacerola será para el sacerdote que la ofrezca. 10 Toda ofrenda vegetal mezclada con aceite, o seca, pertenecerá a todos los hijos de Aarón, a todos por igual.
El sacrificio de paz 11 “Estas son las instrucciones para el sacrificio de paz que se ofrecerá a Jehovah: 12 Si es ofrecido
en acción de gracias, con el sacrificio de acción de gracias ofrecerá tortas sin levadura amasadas con aceite, galletas sin levadura untadas con aceite y harina fina mezclada con aceite. 13 Junto con las tortas de pan con levadura ofrecerá su sacrificio de paz en acción
de gracias. 14 “De cada ofrenda presentará una parte como ofrenda alzada a Jehovah,
la cual será para el sacerdote que esparza la sangre de los sacrificios de paz. 15 La carne
del sacrificio de paz en acción de gracias se comerá el día que sea ofrecida; no dejarán nada de ello hasta la mañana. 16 Pero si el sacrificio de su ofrenda es por motivo de un voto
o es una ofrenda voluntaria, se comerá en el día que sea ofrecida, y lo que quede
de ella será comido también al día siguiente. 17 Pero si queda parte de la carne del sacrificio para el tercer día, será quemada en el fuego. 18 Si se come parte de la carne del sacrificio de paz al tercer día, el que lo ofrezca no será aceptado, ni le será tenido en cuenta. Eso será considerado inmundo, y la persona que coma de ella cargará con su culpa. 19 “La carne que toque alguna cosa inmunda no será comida; será quemada al fuego. En cuanto a aquella carne, toda persona pura podrá comerla. 20 Si una persona que estando impura come
la carne del sacrificio de paz, que pertenece a Jehovah, tal persona será excluida de su pueblo. 21 Y si una persona toca cualquier cosa inmunda, ya sea impureza de hombre,
o un animal inmundo, o cualquier cosa abominable e inmunda, y come de la carne
del sacrificio de paz, que pertenece a Jehovah, tal persona será excluida de su pueblo.”
22 Jehovah habló a Moisés diciendo: 23 “Habla a los hijos de Israel y diles: ’No comeréis ningún sebo de toro, de cordero o de cabra. 24 El sebo de un animal mortecino y el sebo
de un animal despedazado podrán usarse para cualquier otro uso, pero en ningún caso
los comeréis. 25 Cualquiera que coma sebo de animal, del cual se ofrece a Jehovah ofrenda quemada, esa persona que lo coma será excluida de su pueblo. 26 Tampoco comeréis sangre, ni de aves ni de fieras, en ningún lugar en que habitéis. 27 Cualquier persona que coma sangre será excluida de su pueblo.’ ” 28 Jehovah habló a Moisés diciendo: 29 “Habla
a los hijos de Israel y diles que el que ofrezca un sacrificio de paz a Jehovah traerá su ofrenda a Jehovah de su sacrificio de paz. 30 Con sus propias manos traerá la ofrenda que se ha de quemar para Jehovah. Traerá el sebo junto con el pecho, para que el pecho sea mecido delante de Jehovah como ofrenda mecida. 31 El sacerdote hará arder el sebo sobre el altar, pero el pecho será para Aarón y sus hijos. 32 También daréis al sacerdote, como ofrenda alzada, el muslo derecho de vuestros sacrificios de paz. 33 La porción del muslo derecho será para aquel que de entre los hijos de Aarón ofrezca la sangre y el sebo
del sacrificio de paz. 34 Yo he tomado de los sacrificios de paz de los hijos de Israel el pecho de la ofrenda mecida y el muslo de la ofrenda alzada, y se los he dado al sacerdote Aarón
y a sus hijos, como provisión perpetua de los hijos de Israel.” 35 Esta es la porción que corresponde a Aarón y la porción que corresponde a sus hijos de las ofrendas quemadas
a Jehovah, desde el día en que él los consagró para ser sacerdotes de Jehovah. 36 Esto ordenó Jehovah el día en que los ungió, que les diesen de parte de los hijos de Israel como provisión perpetua, a través de sus generaciones. 37 Estas son las instrucciones para
el holocausto, para la ofrenda vegetal, para el sacrificio por el pecado, para el sacrificio por la culpa, para la ofrenda de la consagración y para el sacrificio de paz, 38 las cuales ordenó Jehovah a Moisés en el monte Sinaí cuando mandó a los hijos de Israel que presentaran sus ofrendas a Jehovah en el desierto de Sinaí.

Levítico 9, 6 – 23
6 Entonces Moisés dijo: “Esto es lo que ha mandado Jehovah. Hacedlo, y la gloria
de Jehovah se os aparecerá.” 7 Moisés dijo a Aarón: “Acércate al altar y ofrece tu sacrificio por el pecado y tu holocausto, y haz expiación por ti y por el pueblo. Presenta también
la ofrenda del pueblo y haz expiación por ellos, como ha mandado Jehovah.” 8 Entonces Aarón se acercó al altar y degolló el becerro del sacrificio por su propio pecado, 9 y los hijos de Aarón le llevaron la sangre. Mojó su dedo en la sangre y la puso sobre los cuernos
del altar, y derramó el resto de la sangre al pie del altar. 10 Hizo arder sobre el altar
el sebo, los riñones y el sebo del hígado de la víctima por el pecado, como Jehovah había mandado a Moisés. 11 Pero quemó al fuego la carne y la piel, fuera del campamento.
12 Asimismo, degolló la víctima del holocausto. Luego los hijos de Aarón le presentaron
la sangre, y él la derramó por encima y alrededor del altar. 13 Después le presentaron
en pedazos la víctima del holocausto, junto con la cabeza, y los hizo arder sobre el altar.
14 Luego lavó las vísceras y las piernas, y las hizo arder sobre el holocausto en el altar.
15 Ofreció también la ofrenda del pueblo. Tomó el macho cabrío para el sacrificio por
el pecado del pueblo, lo degolló y lo ofreció por el pecado, como el anterior. 16 Después ofreció el holocausto y lo hizo de acuerdo con lo establecido. 17 Asimismo, presentó
la ofrenda vegetal, llenando con ella su mano, y la hizo arder sobre el altar, además
del holocausto de la mañana. 18 Degolló también el toro y el carnero como sacrificios de paz por el pueblo. Los hijos de Aarón le presentaron la sangre, y él la esparció por encima
y alrededor del altar. 19 Asimismo, los sebos del toro y del carnero (la rabadilla, el sebo que cubre las vísceras, los riñones y el sebo del hígado); 20 y pusieron los sebos junto con
los pechos. El hizo arder los sebos sobre el altar, 21 pero Aarón meció el pecho y el muslo derecho como ofrenda mecida delante de Jehovah, como Jehovah había mandado a Moisés. 22 Después Aarón alzó sus manos hacia el pueblo y lo bendijo. Y descendió después
de ofrecer el sacrificio por el pecado, el  holocausto y los sacrificios de paz. 23 Luego Moisés y Aarón entraron en el tabernáculo de reunión. Al salir, bendijeron al pueblo, y la gloria
de Jehovah se apareció a todo el pueblo.

Levítico 10, 1 nn
Nadab y Abihú, hijos de Aarón, tomaron cada uno su incensario, pusieron en ellos fuego, pusieron sobre él incienso y ofrecieron delante de Jehovah fuego extraño que él no
les había mandado. 2 Entonces salió fuego de la presencia de Jehovah y los consumió.
Y murieron delante de Jehovah. 3 Entonces Moisés dijo a Aarón:
-Esto es lo que habló Jehovah diciendo: “Me he de mostrar como santo en los que se acercan a mí, y he de ser glorificado en presencia de todo el pueblo.”
Y Aarón calló.

Levítico 12 – 15
Purificación de la mujer que da a luz
12 Jehovah habló a Moisés diciendo: 2 “Habla a los hijos de Israel y diles que cuando
una mujer conciba y dé a luz a un hijo varón, será considerada impura durante siete días; será impura como es impura en los días de su menstruación. 3 Al octavo día será circuncidado el prepucio de su hijo, 4 pero la mujer permanecerá treinta y tres días
en la sangre de su purificación. No tocará ninguna cosa santa, ni vendrá al santuario hasta que se cumplan los días de su purificación. 5 “Si da a luz una hija, será considerada impura y permanecerá aislada durante dos semanas, como en el caso de su impureza.
Y permanecerá sesenta y seis días en la sangre de su purificación. 6 “Cuando se cumplan los días de su purificación, por un hijo o por una hija, llevará al sacerdote un cordero
de un año para el holocausto, y un pichón de paloma o una tórtola para el sacrificio por
el pecado. Los traerá a la entrada del tabernáculo de reunión. 7 El sacerdote los ofrecerá delante de Jehovah y hará expiación por ella. Así quedará purificada de su flujo de sangre. Esta es la ley para la que da a luz, sea un hijo o una hija. 8 Pero si no tiene lo suficiente para un cordero, traerá dos tórtolas o dos pichones de paloma, el uno para el holocausto y el otro para el sacrificio por el pecado. El sacerdote hará expiación por ella, y quedará purificada.”

Lepra en la piel del cuerpo
13 Jehovah habló a Moisés y a Aarón diciendo: 2 “Cuando alguien tenga en la piel
de su cuerpo hinchazón, costra o mancha clara y se convierta en la piel de su cuerpo
en llaga de lepra, será traído al sacerdote Aarón o a uno de sus hijos sacerdotes.
3 El sacerdote examinará la parte afectada en la piel del cuerpo. Si el pelo en la llaga se ha vuelto blanco y la llaga parece más hundida que la piel de su cuerpo, es llaga de lepra. Cuando el sacerdote lo haya examinado, lo declarará impuro. 4 “Si en la piel de su cuerpo hay una mancha clara blanquecina, pero no parece más hundida que la piel, ni su pelo se ha vuelto blanco, el sacerdote aislará al enfermo durante siete días. 5 Al séptimo día
el sacerdote lo examinará. Si según su parecer la llaga se ha mantenido igual y no se ha extendido en la piel, el sacerdote lo volverá a aislar durante otros siete días. 6 Al séptimo día lo examinará de nuevo. Y he aquí que si la llaga parece oscura y no se ha extendido,
el sacerdote lo declarará puro; sólo era una erupción. El enfermo lavará su ropa y quedará puro. 7 “Pero si la erupción se ha extendido notablemente por la piel, después que él se haya mostrado al sacerdote para su purificación, se presentará otra vez ante el sacerdote.
8 El sacerdote lo examinará, y he aquí que si la erupción se ha extendido en la piel,
él lo declarará impuro; es lepra. 9 “Cuando alguien tenga llaga de lepra, será traído
al sacerdote. 10 El lo examinará; y he aquí que si aparece una hinchazón blanca en la piel que ha hecho que el pelo se vuelva blanco y ha hecho aparecer la carne viva, 11 es lepra crónica en la piel de su cuerpo. El sacerdote lo declarará impuro; no lo aislará, porque ya es impuro. 12 “Pero si la lepra brota intensamente en la piel y cubre toda la piel del cuerpo
del enfermo, desde su cabeza hasta sus pies, hasta donde los ojos del sacerdote puedan ver, 13 el sacerdote lo examinará. Y he aquí que si la lepra ha cubierto todo su cuerpo, declarará puro al enfermo; pues si toda ella se ha vuelto blanca, él es puro. 14 Pero si aparece
en él la carne viva, será impuro. 15 El sacerdote examinará la carne viva y lo declarará impuro. La carne viva es inmunda; es  lepra. 16 “Cuando la carne viva cambie y se vuelva blanca, vendrá al sacerdote. 17 Este lo examinará, y he aquí que si la llaga se ha vuelto blanca, el sacerdote declarará purificado al que tuvo la llaga; y será puro. 18 “Cuando
en la piel de su cuerpo haya habido una úlcera y ésta se haya sanado, 19 si aparece
en el lugar de la úlcera una hinchazón blanca o una mancha blanca rojiza, será mostrada
al sacerdote. 20 Este la examinará; y he aquí que si parece estar más profunda que la piel
y su pelo se ha vuelto blanco, el sacerdote lo declarará impuro. Es llaga de lepra que brotó en la úlcera. 21 “Si el sacerdote la examina, y he aquí que no hay en ella pelo blanco ni está más hundida que la piel, sino que está oscura, el sacerdote lo aislará durante siete días.
22 Si se ha extendido por la piel, el sacerdote lo declarará impuro; es lepra. 23 Pero
si la mancha blanca se ha detenido en su lugar y no se ha extendido, es la cicatriz
de la úlcera. El sacerdote lo declarará puro. 24 “Asimismo, cuando la piel del cuerpo tiene quemadura de fuego y en la carne viva de la quemadura aparece una mancha clara, rojiza
o blanca, 25 el sacerdote la examinará. Y he aquí que si el pelo en la mancha se ha vuelto blanco y ésta parece estar más hundida que la piel, es lepra que se originó
en la quemadura. El sacerdote lo declarará impuro; es llaga de lepra. 26 “Pero
si el sacerdote la examina, y he aquí que no aparece en la mancha el pelo blanco, ni está más hundida que la piel, sino que aparece oscura, el sacerdote lo aislará durante siete días. 27 Al séptimo día el sacerdote lo examinará. Y si se ha extendido por la piel, el sacerdote
lo declarará impuro; es llaga de lepra. 28 Pero si la mancha blanca se ha detenido en su lugar y no se ha extendido en la piel, sino que parece oscura, es hinchazón de la quemadura. El sacerdote lo declarará puro, porque es sólo la cicatriz de la quemadura. Lepra
en la cabeza y en la cara
29 “Cuando a un hombre o a una mujer le salga una llaga
en la cabeza o en la barba, 30 el sacerdote examinará la llaga. Y he aquí que si parece estar más hundida que la piel y el pelo en ella es amarillento y delgado, entonces el sacerdote
lo declarará impuro. Es tiña o lepra de la cabeza o de la barba. 31 Pero si el sacerdote examina la llaga de tiña, y he aquí que no parece estar más hundida que la piel ni hay
en ella pelo amarillento, el sacerdote aislará al enfermo de tiña durante siete días.
32 Al séptimo día el sacerdote examinará la llaga. Y he aquí que si la tiña no parece haberse extendido, ni hay en ella pelo amarillento, ni tampoco parece la llaga más hundida que
la piel, 33 entonces se afeitará, excepto en el lugar de la tiña. Luego el sacerdote lo aislará durante otros siete días. 34 Al séptimo día el sacerdote examinará la tiña. Y he aquí que
si la tiña no se ha extendido en la piel, ni parece estar más hundida que ésta, el sacerdote
lo declarará puro. El lavará su ropa y quedará puro. 35 “Pero si la tiña se ha extendido
en la piel después de su purificación, 36 el sacerdote lo examinará. Y he aquí que si la tiña se ha extendido en la piel, no busque el sacerdote el pelo amarillento. Es impuro. 37 Pero
si le parece que la tiña está detenida y que ha crecido en ella pelo negro, la tiña está sanada. El es puro, y el sacerdote lo declarará puro. 38 “Asimismo, cuando un hombre o una mujer tenga en la piel de su cuerpo manchas, manchas blancas, 39 el sacerdote las examinará.
Y he aquí que si las manchas en la piel de su cuerpo son blancas algo oscuras, es eczema que brotó en la piel. Dicha persona es pura. 40 “Cuando a un hombre se le cae el cabello, es calvo pero puro. 41 Si pierde el cabello en la parte delantera de la cabeza, es calvo por delante, pero puro. 42 No obstante, si en la calva trasera o delantera aparece una llaga blanca rojiza, es lepra que brota en su calva trasera o delantera. 43 El sacerdote
lo examinará; y he aquí que si la hinchazón de la llaga blanca rojiza en la calva trasera
o delantera es semejante a la lepra en la piel del cuerpo, 44 es leproso; es impuro.
El sacerdote le declarará impuro; en su cabeza tiene la llaga. 45 “En cuanto al leproso que tiene la llaga, sus vestidos serán rasgados, y su cabeza será despeinada. Se cubrirá hasta
la nariz y pregonará: ’¡Impuro! ¡Impuro!’ 46 Todo el tiempo que tenga la llaga, quedará impuro. Siendo impuro, habitará solo, y su morada estará fuera del campamento. Lepra
en textiles y cueros
47 “Cuando una mancha de lepra esté en un vestido, sea vestido
de lana o vestido de lino, 48 esté en la urdimbre o en la trama de lino o de lana, así como
en cuero o en cualquier objeto de cuero; 49 si la mancha en el vestido, en la urdimbre,
en la trama o en cualquier objeto de cuero es verdosa o rojiza, es mancha de lepra. Ha
de ser mostrada al sacerdote. 50 El sacerdote examinará la mancha y aislará el objeto manchado durante siete días. 51 Al séptimo día examinará la mancha. Si se ha extendido
en el vestido, en la urdimbre, en la trama, en el cuero o en cualquier objeto que se hace
de cuero, es lepra maligna. Será inmunda. 52 Quemará el vestido de lana o de lino,
la urdimbre o la trama, o cualquier objeto de cuero donde esté la mancha, porque es lepra maligna; será quemado en el fuego. 53 “Si el sacerdote examina la mancha, y he aquí que no parece haberse extendido en el vestido, en la urdimbre, en la trama o en el objeto
de cuero, 54 el sacerdote mandará lavar el lugar donde está la mancha y lo aislará otros siete días. 55 El sacerdote lo examinará después de lavada la mancha. Y he aquí que
si parece que la mancha no ha cambiado de aspecto, aunque ésta no se haya extendido, es inmundo. Lo quemarás al fuego. Es una corrosión, ya esté en el derecho o en el revés
del objeto. 56 “Pero si el sacerdote lo examina y parece que la mancha ha perdido su color después de lavada, la cortará del vestido, del cuero, de la urdimbre o de la trama.
57 Si aparece otra vez en el vestido, en la urdimbre, en la trama o en cualquier objeto
de cuero, rebrotando sobre él, quemarás en el fuego el objeto en el cual está la mancha.
58 Pero el vestido, la urdimbre, la trama o cualquier objeto de cuero que laves y que se
le quite la mancha, deberá ser lavado por segunda vez, y quedará limpio.” 59 Estas son
las instrucciones acerca de la mancha de lepra en un vestido de lana o de lino,
en la urdimbre o en la trama, y en cualquier objeto de cuero, para que sea declarado limpio o inmundo.

Purificación de la lepra de la piel
14 Jehovah habló a Moisés diciendo: 2 “Estas serán las instrucciones acerca del leproso
en el día de su purificación: Será traído al sacerdote. 3 El sacerdote saldrá fuera
del campamento y examinará al leproso; y he aquí que si la llaga de la lepra del leproso está sanada, 4 el sacerdote mandará traer para el que se purifica dos pájaros vivos y limpios, madera de cedro, tinte escarlata e hisopo. 5 Luego el sacerdote mandará degollar
uno de los pájaros sobre una vasija de barro que contenga aguas vivas. 6 Después tomará
el pájaro vivo, la madera de cedro, el tinte escarlata y el hisopo, y los sumergirá junto con
el pájaro vivo en la sangre del pájaro degollado sobre las aguas vivas. 7 Después rociará siete veces al que se purifica de la lepra y le declarará puro. Luego soltará el pájaro vivo
en el campo abierto. 8 “El que se purifica lavará su ropa, afeitará todo su pelo y se lavará con agua. Así quedará purificado. Después podrá entrar en el campamento, pero quedará fuera de su tienda durante siete días. 9 Al séptimo día afeitará de nuevo todo su pelo:
su cabeza, su barba y sus cejas, es decir, todo su pelo. Luego lavará su ropa y lavará su cuerpo con agua, y quedará purificado. 10 “El octavo día tomará dos corderos, sin defecto,
una cordera de un año, sin defecto, tres décimas de efa de harina fina para la ofrenda vegetal, mezclada con aceite, y un log de aceite. 11 El sacerdote que lo purifique presentará delante de Jehovah al que se purifica, de pie, con estas cosas, a la entrada del tabernáculo de reunión. 12 Luego el sacerdote tomará uno de los corderos, lo presentará como sacrificio por la culpa con el log de aceite y lo mecerá como ofrenda mecida delante de Jehovah.
13 Después degollará el cordero en el lugar del santuario donde se degüellan las víctimas por el pecado y el holocausto. Como la ofrenda por el pecado, así también la ofrenda por
la culpa es para el sacerdote. Es cosa muy sagrada. 14 “Después el sacerdote tomará parte de la sangre de la víctima por la culpa, y el sacerdote la pondrá sobre el lóbulo de la oreja derecha del que se purifica, sobre el pulgar de su mano derecha y sobre el pulgar de su pie derecho. 15 De la misma manera el sacerdote tomará el log de aceite y echará parte
de él en la palma de su mano izquierda. 16 Luego el sacerdote mojará un dedo de su mano derecha en el aceite que tiene en la palma de su mano izquierda, y rociará el aceite con su dedo siete veces delante de Jehovah. 17 De lo que quede del aceite en su mano, el sacerdote pondrá sobre el lóbulo de la oreja derecha del que se purifica, sobre el pulgar de su mano derecha y sobre el pulgar de su pie derecho, junto al lugar donde está la sangre del sacrificio por la culpa. 18 Lo que quede del aceite que está en la mano del sacerdote, éste lo pondrá sobre la cabeza del que se purifica. Así el sacerdote hará expiación por él delante
de Jehovah. 19 “Luego el sacerdote ofrecerá el sacrificio por el pecado y hará expiación por el que se purifica de su impureza. Después degollará el holocausto. 20 Y el sacerdote ofrecerá el holocausto y la ofrenda vegetal sobre el altar. Así el sacerdote hará expiación por él, y quedará purificado. 21 “Pero si él es pobre y no tiene lo suficiente para estos sacrificios, tomará un cordero como sacrificio por la culpa, como ofrenda mecida por su expiación; una décima de efa de harina fina amasada con aceite, para la ofrenda vegetal,
un log de aceite 22 y dos tórtolas o dos pichones de paloma, según lo que pueda. Uno será para el sacrificio por el pecado y el otro para el holocausto. 23 El octavo día traerá estas cosas al sacerdote para su purificación, a la entrada del tabernáculo de reunión, delante
de Jehovah. 24 “El sacerdote tomará el cordero del sacrificio por la culpa y el log de aceite, y los mecerá como ofrenda mecida delante de Jehovah. 25 Después el sacerdote degollará el cordero del sacrificio por la culpa, tomará parte de la sangre de la víctima por la culpa
y la pondrá sobre el lóbulo de la oreja derecha del que se purifica, sobre el pulgar de su mano derecha y sobre el pulgar de su pie derecho. 26 “Después el sacerdote echará parte del aceite sobre la palma de su mano izquierda, 27 y con un dedo de su mano derecha
el sacerdote rociará del aceite que tiene en la palma de su mano izquierda siete veces delante de Jehovah. 28 También del aceite que el sacerdote tiene en su mano, pondrá parte sobre el lóbulo de la oreja derecha del que se purifica, sobre el pulgar de su mano derecha
y sobre el pulgar de su pie derecho, junto al lugar donde está la sangre del sacrificio por
la culpa. 29 Lo que quede del aceite que está en la mano del sacerdote, éste lo pondrá sobre la cabeza del que se purifica, para hacer expiación por él delante de Jehovah.
30 “Asimismo, ofrecerá una de las tórtolas o uno de los pichones, según lo que pueda.
31 Según lo que pueda, uno será para el sacrificio por el pecado y el otro para el holocausto, además de la ofrenda vegetal. Así el sacerdote hará expiación delante de Jehovah por
el que se purifica.” 32 Estas son las instrucciones para el que haya tenido lepra y no tenga lo suficiente para su purificación. La lepra en las paredes
33 Jehovah habló a Moisés
y a Aarón diciendo: 34 “Cuando hayáis entrado en la tierra de Canaán, la cual yo os doy
en posesión, si pongo una mancha de lepra en alguna casa de la tierra de vuestra posesión, 35 el dueño de la casa vendrá y lo notificará al sacerdote diciendo: ’Algo como una mancha ha aparecido en mi casa.’ 36 Entonces el sacerdote mandará que desocupen la casa antes que él entre para examinar la mancha, para que no sea contaminado todo lo que está
en la casa. Después el sacerdote entrará para examinar la casa, 37 y examinará la mancha. Y he aquí que si hay manchas verdosas o rojizas en las paredes de la casa, que parezcan más hundidas que la superficie de la pared, 38 el sacerdote saldrá de la casa, a la puerta
de ella, y clausurará la casa por siete días. 39 Al séptimo día el sacerdote volverá
a examinarla; y he aquí que si la mancha se ha extendido en las paredes de la casa,
40 entonces el sacerdote mandará que saquen las piedras donde está la mancha y que
las echen fuera de la ciudad, a un lugar inmundo. 41 También hará raspar toda la casa por dentro, y el polvo resultante será arrojado fuera de la ciudad, a un lugar inmundo.
42 Entonces tomarán otras piedras y las pondrán en lugar de las que fueron sacadas. Tomarán otro barro y recubrirán la casa. 43 “Si la mancha vuelve a brotar en la casa, después que sacaron las piedras, rasparon la casa y la recubrieron con barro, 44 entonces
el sacerdote entrará y la examinará. Y he aquí que si la mancha parece haberse extendido en la casa, es lepra maligna. La casa es inmunda. 45 Por tanto, derribarán la casa, y sacarán sus piedras, su madera y todo el polvo de la casa fuera de la ciudad, a un lugar inmundo.
46 “Cualquiera que entre en aquella casa durante el tiempo que él la clausuró, quedará impuro hasta el anochecer. 47 El que duerma en la casa lavará su ropa. El que coma
en ella también lavará su ropa. 48 “Pero si el sacerdote entra y la examina, y he aquí que ve que la mancha no se ha extendido en la casa después de haber sido recubierta con barro, el sacerdote declarará limpia la casa, porque la mancha ha desaparecido. 49 Entonces, para purificar la casa, tomará dos pájaros, madera de cedro, tinte escarlata e hisopo.
50 Degollará uno de los pájaros sobre una vasija de barro que contenga aguas vivas.
51 Tomará la madera de cedro, el hisopo, el tinte escarlata y el pájaro vivo, y los sumergirá en la sangre del pájaro degollado y en las aguas vivas. Después rociará la casa siete veces. 52 Purificará la casa con la sangre del pájaro, con las aguas vivas, con el pájaro vivo,
la madera de cedro, el hisopo y el tinte escarlata. 53 Luego soltará el pájaro vivo fuera
de la ciudad, en el campo abierto. Así hará expiación por la casa, y quedará limpia.”
54 Estas son las instrucciones acerca de toda mancha de lepra y de tiña, 55 de la lepra
del vestido y de la casa, 56 de la hinchazón, de la costra y de la mancha blanca, 57 para indicar cuándo es inmundo y cuándo es limpio. Estas son las instrucciones acerca
de la lepra.

Purificación de personas con flujo
15 Jehovah habló a Moisés y a Aarón diciendo: 2 “Hablad a los hijos de Israel y decidles que cualquier hombre cuyo cuerpo tiene flujo seminal, quedará impuro a causa de su flujo.
3 Esta será su impureza en su flujo: Será impureza, ya sea que su cuerpo emita su flujo
o que su cuerpo obstruya su flujo. 4 Toda cama en que se acueste el que tenga flujo, o toda cosa en que se siente, quedará inmunda. 5 La persona que toque su cama lavará su ropa,
se lavará con agua y quedará impuro hasta el anochecer. 6 También el que se siente sobre aquello en que se sentó el que tiene flujo, lavará su ropa, se lavará con agua y quedará impuro hasta el anochecer. 7 El que toque el cuerpo del que tiene flujo lavará su ropa,
se lavará con agua y quedará impuro hasta el anochecer. 8 “Cuando alguien que tiene flujo escupa sobre una persona pura, ésta lavará su ropa, se lavará con agua y quedará impura hasta el anochecer. 9 Toda montura sobre la cual cabalgue el que tiene flujo quedará inmunda. 10 Cualquiera que toque algo que ha estado debajo de él quedará impuro hasta
el anochecer. El que cargue tales cosas lavará su ropa, se lavará con agua y quedará impuro hasta el anochecer. 11 Todo aquel a quien toque el que tiene flujo, sin haberse lavado sus manos con agua, lavará su ropa, se lavará con agua, y quedará impuro hasta el anochecer. 12 “La vasija de barro que haya tocado el que tiene flujo será rota. Todo utensilio
de madera será enjuagado con agua. 13 “Cuando el que tiene flujo se haya purificado de su flujo, contará siete días para su purificación. Entonces lavará su ropa, lavará su cuerpo con aguas vivas, y quedará purificado. 14 Al octavo día tomará consigo dos tórtolas
o dos pichones de paloma, vendrá ante Jehovah a la entrada del tabernáculo de reunión
y los dará al sacerdote. 15 El sacerdote los ofrecerá, el uno como sacrificio por el pecado
y el otro como holocausto. Así el sacerdote hará expiación por él delante de Jehovah,
a causa de su flujo. 16 “Cuando alguien tenga emisión de semen, lavará con agua todo su cuerpo y quedará impuro hasta el anochecer. 17 Toda prenda de vestir u objeto de cuero sobre el cual haya emisión de semen será lavado con agua, y quedará inmundo hasta
el anochecer. 18 “Si un hombre se acuesta con una mujer y hay emisión de semen, ambos se lavarán con agua y quedarán impuros hasta el anochecer. 19 “Cuando una mujer tenga flujo de sangre, y su flujo salga de su cuerpo, quedará impura durante siete días. Cualquiera que la toque quedará impuro hasta el anochecer. 20 Todo aquello en que se acueste o se siente durante su impureza quedará inmundo. 21 Cualquiera que toque su cama lavará su ropa, se lavará con agua y quedará impuro hasta el anochecer. 22 Cualquiera que toque
el mueble sobre el que ella se sentó lavará su ropa, se lavará con agua y quedará impuro hasta el anochecer. 23 El que toque algo que esté sobre la cama o sobre otro objeto sobre
el que ella se sentó quedará impuro hasta el anochecer. 24 “Si algún hombre se acuesta con ella y su menstruo se vierte sobre él, quedará impuro durante siete días. Toda cama en que él se acueste quedará inmunda. 25 “Cuando una mujer tenga flujo de sangre por muchos días fuera del tiempo normal de su menstruación, o cuando tenga flujo de sangre más
allá de su menstruación, todo el tiempo que dure el flujo de su impureza ella quedará impura como en el tiempo de su menstruación. 26 Toda cama en que se acueste durante todos los días de su flujo será para ella como la cama durante su menstruación. Igualmente, todo objeto sobre el que ella se siente será inmundo, como en la impureza de su menstruación. 27 Cualquiera que toque estas cosas quedará impuro. Lavará su ropa,
se lavará con agua y quedará impuro hasta el anochecer. 28 “Cuando ella quede limpia
de su flujo, contará siete días y después quedará purificada. 29 Al octavo día tomará consigo dos tórtolas o dos pichones de paloma, y los llevará sacerdote, a la entrada
del tabernáculo de reunión. 30 El sacerdote ofrecerá uno de ellos como sacrificio por
el pecado y el otro como holocausto. Así el sacerdote hará expiación por ella delante
de Jehovah a causa del flujo de su impureza. 31 Así mantendréis a los hijos de Israel apartados de sus impurezas, para que no mueran en sus impurezas, por haber contaminado mi tabernáculo que está entre ellos.” 32 Estas son las instrucciones para
el hombre que tiene flujo y para el que tiene emisión de semen, y que por ello se ha contaminado; 33 para la mujer en su período de menstruación; para el que tiene flujo, sea hombre o mujer, y para el hombre que se acueste con una mujer impura.

Levítico 22, 31 nn
31 “Guardad, pues, mis mandamientos y ponedlos por obra. Yo, Jehovah. 32 “No profanéis mi santo nombre, pues yo he de ser santificado en medio de los hijos de Israel. Yo soy Jehovah, el que os santifico, 33 que os saqué de la tierra de Egipto para ser vuestro Dios. Yo, Jehovah.”

Deuteronomio 20, 12
12 Pero si no hace la paz contigo, sino que te hace la guerra, entonces la sitiarás.

1 Samuel 2, 17
17 El pecado de los jóvenes era muy grande delante de Jehovah, porque los hombres trataban con irreverencia las ofrendas de Jehovah.

1 Samuel 3, 11 nn
11 Y Jehovah dijo a Samuel:
-He aquí, yo voy a hacer algo en Israel, que a quien lo escuche le retińirán ambos oídos.
12 Aquel día cumpliré contra Elí, de principio a fin, todas las cosas que he hablado contra
su casa. 13 Yo le he declarado que juzgaré a su casa para siempre, por la iniquidad que
él conoce; porque sus hijos han blasfemado contra Dios, y él no les ha reprochado.

1 Reyes 8, 10 nn
10 Y sucedió que cuando los sacerdotes salieron del santuario, la nube llenó la casa
de Jehovah. 11 Y los sacerdotes no pudieron continuar sirviendo por causa de la nube, porque la gloria de Jehovah había llenado la casa de Jehovah. Salomón dedica el templo

12 Entonces Salomón dijo: “Jehovah ha dicho que él habita en la densa oscuridad.

Salmo 99, 3 – 9
3 Alaben su nombre grande y temible. ¡El es santo! 4 Oh poderoso Rey que amas
el derecho, tú has establecido la rectitud; tú ejerces en Jacob el derecho y la justicia.
5 ¡Exaltad a Jehovah, nuestro Dios! Postraos ante el estrado de sus pies, porque él es santo. 6 Moisés y Aarón estaban entre sus sacerdotes; Samuel estaba entre los que invocaban su nombre. Invocaban a Jehovah, y él les respondía. 7 En columna de nube hablaba con ellos; y ellos guardaban sus testimonios y el estatuto que les había dado. 8 Oh Jehovah, Dios nuestro, tú les respondías; tú les fuiste un Dios perdonador y castigador de sus malas obras. 9 ¡Exaltad a Jehovah nuestro Dios! Postraos ante su santo monte, porque santo
es Jehovah, nuestro Dios.

Isaías 8, 13
13 ¡A Jehovah de los Ejércitos, a él tratad como santo! Y si él es vuestro temor,
y si él es vuestro temblor

===============================================================

LEDNICA - Bendice al Señor(Salmo 34)
http://www.youtube.com/watch?v=jHX3hW-43S0&playnext=1&list=PLE2515475E868E53B

Orifiell.

——————–
– Diccionario de Teología Bíblica, s.973-974.
– La Biblia.
– Internet.
 

Tags: , , , , , , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

 
%d bloggers like this: